revolutión de la lámpara

En los años ochenta, el cambio climático no era mi gran tema. Estuve active en los movimientos por la paz: Pershing 2, Decisiones de la OTAN etc. Por eso, íbamos a las calles y discutimos fuertemente en cualquier lugar. También estábamos en contra de la energía nuclear – pero no con la calcomanía amarrilla del sol. Las mías eran las palomas de paz y uno azul con las letras: Frenar la industria atómica- luchar por la vida.

El logro histórico del Partido Verde es, haber unido ambos sectores – los movimientos por la paz y por la ecología, respectivamente. Entonces, también yo empecé a pensar en ahorro de energía, alimentación sana y esos temas. Ya el lector podrá ver de cuál generación soy.
Ahora mi “revolución2 personal: Habrá sido en 1987 cuando me compré mi primera lampa de bajo consumo eléctrico. Pensé que era tiempo para utilizar la energía con cuidado. La lámpara tuvo el tamaño de un voleyból y costo 45,00 Marcos alemanes – 30 veces el valor de un bombillo normal. El único lugar para poner esa lámpara era nuestro dormitorio – donde en realidad no se prende la luz por mucho tiempo. Empecé a sacar cálculos y llegué a la conclusión decepcionante que la lámpara nunca será rentable. Pero no importa, económicamente no me afectaba, y alguien tenía que empezar.

El añosiguiente me compré la siguiente lámpara – ahora por solo 20 Marcos. Si duraría entre 15 y 20 años, ya sería rentable. La siguiente generación de lámparas era más barata y liviana, pero todavía no se parecían a los bombillos normales. Finalmente, todos los bombillos quemados de la casa fueron sustituidos por bombillos de bajo consumo eléctrico. Al mismo tiempo, hice un registro exacto de los bombillos, con fecha y todo. El último bombillo tradicional fue cambiado en el año 2010 – él del sótano. Entonces, ya existía la nueva tecnología: las lámparas LED:

Menos gasto de energía, más duración – pero también más caros.

No importa. Claro que empecé a instalar los bombillos LED.

Lo más Nuevo ahora es el bombillo Philipps Hue: menos gasto de energía, más vida útil, y con la posibilidad de iluminar en 2 millones de colores. De nuevo, cuesta 30 veces más que un bombillo simple.

Ya el Proyecto está llegando a su final. En teoría, los bombillos me van a sobrevivir a mí.

P.S. ¿debería intentar un Proyecto nuevo? ¿Qué tal con el transporte? un carro con motor eléctrico cuesta solo el doble de uno de gasolina. Creo que lo voy a dejar para la próxima generación.

P.P.S. ya me he comprador un carro compacto híbrido. Como para empezar….

[Andreas Ramme, Frankfurt/Main]

1 opinión en “revolutión de la lámpara”

  1. Lámparas:

    Hoy es el día de la Virgen de la Candelaria y me da la impresión que debo apresurarme con este año.

    Con respecto a las famosas lámparas en el dormitorio. Mis pensamientos fluyen sin freno sobre la pregunta acerca de la influencia de esos globos de luz en las emociones y acciones. Bueno, quiero dejar eso y mejor dar las gracias por esa historia, que contiene una mezcla de seriedad y humor. Reírse siempre es sano y por ende ayuda a la sostenibilidad.

    Acabo de leer en voz alta la historia y de una vez me contaron otras historias hasta sobre la más nueva lámpara Globe-LED.

    Yo personalmente trato de separar bien las basuras y aparte de eso tengo una pequeña colección de bicicletas, verdaderas antigüedades que estoy usando muy poco. En realidad, no son para el museo, más bien solo habría que inflarles las llantas. Lo siento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *